FERIADO EVANGÉLICO

martes, octubre 28

Se acaba de promulgar varios días atrás en nuestro país, el día 31 de Octubre, como el día de las Iglesias Evangélicas Chilenas. Lo cierto es que, muchos están felices con esta ley y creen que ese día en particular será muy importante en Chile, algunos incluso ya piensan que estamos al mismo nivel de status social que gozan los Católicos Romanos; Otros más osados seguramente pensarán que ese día todo Chile hablará de los Evangélicos. También existe otro grupo más de élite que piensan que este feriado es un "reconocimiento a la labor" de la Iglesia Evangélica Chilena.Para esos hermanos que piensan así quiero decirles algunas cosas muy personales, por supuesto.


El día 31 de octubre, siempre fué, a sido y seguramente será por muchos años, un día muy importante para nosotros, los protestantes. Independiente de que fuera feriado o no, siempre existió un culto especial, actividades académicas, artísticas, religiosas centrados exclusivamente en el gran acontecimiento histórico que significó este día en el desarrollo del mundo Cristiano. Seguramente, muchos de los que hoy están felices con este "reconocimiento" ni siquiera sabían que este era el día que se conmemora en todo el mundo cristiano el día de la reforma protestante. Hecho que no es solo religioso, sino también de corte histórico por las posteriores consecuencias que tuvo este movimiento en Europa principalmente y más tarde en el mundo entero.


¿Necesitabamos éste día los Evangélicos? La mayoría de la gente secular tomará este día como un feriado más de los tantos que tenemos en nuestro calendario. Aprovechando el largo fin de semana se irán a la playa a descansar, otros haran sus respectivos asados familiares o de amigos , con las correspondientes borracheras que acostumbran en estas ocaciones. Otros simplemente se quedarán en casa descansando (incluyendo a muchos evangélicos) y del día de las Iglesias Evangélicas ¿qué? Con el tiempo se verá lo inútil que resulta este feriado y seguramente se eliminará del calendario, como pasó con otros feriados sin arraigo social.


El pensamiento y esfuerzo de los reformadores fué crear conciencia en el mundo que Dios es el principio, el centro y el final de la historia. Y no necesitamos de un día especial para recordar esto; todos los días, los 365 días del año son nuestro día. Cada culto, cada vez que nos reunimos en su nombre, cada vez que compartimos la Palabra, celebramos los sacramentos es nuestro día; es el día del pueblo de Dios, un día feriado no nos acercará más a Dios, ni mucho menos hará más grande su nombre y por supuesto no hará que los ojos de los chilenos nos miren de un modo distinto.









Dentro de poco, espero que no. También otros grupos solicitarán su día en justo derecho. Y así tendremos el día de los Mormones, de los Adventistas, de los Krishna, de los colocolinos, de los de la Universidad de Chile, de los músicos, en fin. Nos faltarán días para conmemorar tal o cual festividad.


Sin polemizar más, un último mensaje a los hermanos. Ustedes están felices por haber obtenido un día festivo, de "reconocimiento" a las Iglesias Evangélicas. Antes teníamos 365 dias para sentirnos orgulloso de ser protestantes y evangélicos.









SOLI DEO GLORIA.






0 comentarios: