LOS "PURITANOS"

jueves, abril 23


Generalmente, existe un prejuicio frente a la pregunta ¿Quiénes son los puritanos?. Este estereotipo se debe fundamentalmente a la tendencia de pensar en los inmigrantes ingleses que llegaron a América en el siglo XVII y verlos como cazadores de brujas, aburridos, extremadamente moralistas, y viviendo una vida comunitaria sectaria. Imágen sostenida en el tiempo aún para los propios cristianos modernos principalmente, porque no los conocemos y aquellos que le conocen reniegan de ellos como los padres del protestantismo americano. Para fortuna de la iglesia actual. En los últimos años ha resurgido el interés por estudiar a los puritanos, su teología y la influencia de éstos en la eclesiología de américa.
En el libro: "A Quest for Godliness: The Puritan Vision of the Christian Life‎"
de J. I. Packer, (Buscando la santidad de Dios: La visión puritana de la vida, 1994)
Explica el porqué de este interés en reflotar la pasión por el modo de vida puritano. El autor, nos dice que el movimiento puritano, cuyo origen lo centra en William Tyndale, lo define basicamente, como un movimiento extremadamente espiritual fundamentado en la soberanía de Dios y la vida piadosa. El puritanismo era un movimiento surgido al interior de la Iglesia de Inglaterra y el objetivo central era la purificación de la Iglesia, avivamiento y renovación pastoral.
En el libro citado, el autor, nos propone algunos motivos por los cuales, llos cristianos modernos debemos aprender de ellos.
En primer lugar, nos habla de la relación o más bien de la total integración entre la vida religiosa y la vida secular. Practicamente no hacen diferencia. Todo lo que hacen lo hacen pensando en "La gloria de Dios". Son hombres y mujeres que aún en la más insignificante labor doméstica, tienen en mente siempre que Dios merece toda la
honra y toda la gloria.
La relación con Dios está mediatizada por Jesús y como única regla la Biblia. Eran hombres y mujeres de entendimiento y razón. por tál motivo dedican mucho de su tiempo en sistematizar la Palabra y aplicarla en la práctica a su vida, con ejemplos claros y resueltos. Hacen de la teología "racional" un complemento para su obrar. No caen en el extremo de hacer solamente "teología" ni de realizar solamente "obras". por el contrario, equilibran ambos conceptos. Sin embargo, a pesar de su extremado celo por la vida piadosa, entendían que la Palabra de Dios les llamaba a ser libres. Es decir, viven su piedad no como una pesada nueva "ley", sino que la viven como expresión y respuesta al llamado de Dios.En este sentido entonces, no había tiempo para no hacer nada, para perder el tiempo, cada segundo, cada minuto era un regalo que Dios entregaba para aplicarlo a su llamado al servicio de Dios.
los puritanos entendieron la verdadera dimensión del término "reforma". No lo aplicaban solo a un concepto teológico. La "reforma", era por sobre todo un cambio que producía la gracia de Dios en los pecadores; Transformando radicalmente las vidas. Entendieron que la "reforma" era la que iluminaba la interpretación de la Biblia, les llamaba y les daba plena seguridad en su salvación. Eran hombres y mujeres de acción, no para "ganar" su salvación. Lo hacían porque entendían que no existía otra respuesta al evangelio.
Hoy, en que la mayoría de los reformados hace gala de sus "conocimientos" teológicos (vea los sitios dedicados a este tema),Otros, por el contrario, desvirtúan el concepto de la trascendencia y soberanía absoluta de Dios convirtiendo los cultos en simples shows para entretener a las personas, hemos olvidado el equilibrio puritano, entre fe y obrar. Hoy los reformados de este siglo tenemos mucho que aprender de los puritanos. Tenemos que aprender de su celo y de sus ejemplos de vida. Si conociéramos un poco más de ellos. Entonces y solo entonces, se llevaría a efecto un cambio, una verdadera reforma en nuestras vidas e iglesias.

SOLI DEO GLORIA

0 comentarios: