COMO EN LOS DIAS DE ELIAS...

sábado, septiembre 19


Hermanos que Dios les bendiga. No he podido volver a escribir con la frecuencia que quisiera pero, ruego a Dios me siga dando el tiempo suficiente para escribir estas palabras desesperadas en mi blog.

En el día de ayer se celebró el famoso TE DEUM, en la catedral Romana de Santiago, a propósito de los 199 años de vida independiente de nuestro país. ¡Una verguenza! Si. Eso fue lo que sentí. Se dice que es un TE DEUM "Ecúmenico". Pero la verdad es que es oficiado, dirigido y ordenado por los romanos y los invitados al TE DEUM son meros acompañantes de las religiones Judias, Musulmanes y Cristianos los que tienen una breve participación en el servicio. Pero bueno, no quiero desgastarme en eso. Lo que me produjo una verguenza e indignación fue el hecho de que al final del servicio LOS PASTORES asistentes al TE DEUM...¡UTILIZARON AGUA BENDITA! Y ROCIARON LAS BANDERAS CHILENAS. EMULANDO A LOS ROMANOS EN SU RITO. Afortunamdamente estos pastores, son representantes de Iglesias pequeñas en número y no representan todavia a la mayoría de las Iglesias Evangélicas de nuestro país.
En el tiempo de nuestro hermano Elías, sucedía algo muy similar:La religión judía no era pura. Jeroboam había vuelto a organizar el servicio al becerro de oro pero también había el culto a Jehová. Samaria era intolerable para Jezabel, tal como era. Por ello, al ver que Acab, su marido, era un hombre sin carácter, ni voluntad, decidió tomar las cosas bajo mano. Sustituyó poco a poco el culto de Jehová por el culto a Baal. Suprimió el primero, simplemente, eliminando a los profetas. Y con ello empezó la lucha a muerte entre Elías y Jezabel. Jezabel era la que instigaba el mal que Acab permitía.

Aparecieron templos a Baal por todas partes, con sacerdotes vestidos en preciosos atuendos. Banquetes, festividades, y el pueblo seguía ávidamente todos estos festejos. Entretanto, el culto de Jehová quedó prácticamente suprimido. Los profetas fueron asesinados. Elías tuvo que huir, y no creía que hubiera en Israel ningún hombre que no hubiera doblado su rodilla ante Baal, excepto él mismo.

Pareciera que esta historia está muy lejana en el tiempo para nosotros los cristianos del año 2009. Sim embargo, es una realidad terrible. Hoy nuestras Iglesias están igual que en los dias de Elias. Y ha sido una caida en picada de la Iglesia y nadie pareciera que tiene el valor de detener esta caida libre en la que se encuentra la Iglesia de Jesucristo. Hoy nuestras
iglesias se han rendido al culto a Baal, tal como en los tiempos de Elias, los cristianos cada día que pasa más nos acercamos a ser adoradores de Baal. Introducimos prácticas a nuestras Iglesias cuyo fin es entretener y no llevar a Jesucristo a nuestros hermanos. Se corren los púlpitos hacia los lados para dar paso a las danzas cristianas dentro de la Iglesia, se reemplaza a los predicadores por presentaciones en Power Point, se reemplazan los Salmos por canciones mundanas, las vigilias son reemplazadas por veladas más de carácter mundano, nuestros jovenes organizan festivales "Cristianos", café concert "Cristianos", Discotecas "Cristianas", se cuentan chistes "Cristianos". Si pareciera que con poner la palabra "Cristiano" al final de cada cosa mundana, se solucionara todo y está el "permiso" divino para hacerlo.
Hermanos, sé que cómo en los días de Elías todavía quedan rodillas que no se han rendido a Baal. Que aún creen que Dios y sólo él es el único digno de nuestra adoración y gloria.
Quiero hacer un llamado a los que no se han rendido a Baal, a proclamar con fuerza la necesidad de reformar nuestras Iglesias. Saquemos de ellas todo lo que no ha sido ordenado por Dios. VOLVAMOS A LAS SENDAS ANTIGUAS...

Con pena...CORAM DEO.

0 comentarios: