¿SOLA SCRIPTURA O SOLA COSTUMBRE?

lunes, noviembre 1


Los principios de la Reforma


Es una gran alegría para mí volver a escribir en mi querido blog. Es cierto que lo he tenido muy abandonado y es que las tareas en las que me he visto envuelto este año han sido muchas. Me tocó desarrollar el portafolio docente en mi calidad de profesor (Lo que demandó un gran esfuerzo de tiempo y dedicación), también rendí parte de mis exámenes para ser pastor (rendí tres de cinco), los que culminaré Dios mediante, en la ciudad de Concepción, en el verano 2011. Por lo que no he tenido el tiempo que quisiera para dedicarme a postear en el blog. Pero, una fecha tan importante para el mundo cristiano como es “El día de la reforma protestante” no podía pasarlo por alto y he querido compartir con ustedes una pequeña reflexión.
Uno de los principios, pilares de la reforma , era el de “Sola Scriptura”. Este concepto cuya idea central era dejar totalmente de lado la tradición eclesiástica como fuente del conocimiento de Dios. Pues las tradiciones humanas son contrarias a la verdadera doctrina Cristiana. Todos los reformadores, aunque con más énfasis Calvino, vieron la total ignorancia que reinaba acerca del conocimiento de las Escrituras. La lectura de la Biblia estaba prohibida, lo que promovía la total y ciega sumisión al sistema de tradiciones humano.
Hoy, la mayoría de nuestras Iglesias (Hijas de la reforma), no somos muy consecuentes con este principio. Principalmente, porque la Biblia ha sido relegada a un costado y se ha convertido más bien, en un accesorio de los predicadores. Se utiliza como un pretexto para afirmar y reafirmar, conceptos e ideas particulares. Recurriendo a un verso por aquí y un verso por allá para demostrar que se puede hacer tal o cual cosa. Se habla de “contextualizar” la Biblia, para poder justificar la parafernalia, los ritmos sensuales que llaman “Alabanzas a Dios”, Las celebraciones paganas, la falta de reverencia en los cultos y un sinfín de ideas humanas que no tienen asidero en las Sagradas Escrituras. Nuestras iglesias se arrodillan y rinden culto a las “modas” religiosas.
Hoy, la Biblia no está escondida. Está al alcance de todos aquellos que quieran leerla y estudiarla. Sin embargo, pareciera que nuevamente las tradiciones (costumbres, modas) son más importantes que la Palabra de Dios. Las modas o costumbres religiosas son aceptadas, debido a que existe una gran ignorancia bíblica. ¿A quién le interesa contrarrestar las prácticas religiosas de nuestras Iglesias con la Biblia? ¿Sola Scriptura o Sola Costumbre?

CORAM DEO

0 comentarios: